22 julio 2007

Ravonne

La primera vez que escuché de él, estaba sentado a una mesa octogonal, con otra gente que apenas conocía. Escuché algunas de sus historias. Escuché alguno de sus delirios. En algún post más abajo Houellebecq comenta que hubiera sido bueno tomar todo lo que consumió Hunter S. Thompson. Creo que Ravonne llegó a ese estado. Y todavía estamos a tiempo. El miércoles 25, Ravonne comienza otra vida en Casa Brandon, a eso de las 20.
Espero llegar.

7 comentarios:

Los tamarsicos dijo...

Llegue Prats, llegue que sin usted no es lo mismo. Y si no llega a las 20 hs puntual(sólo por ser ud.) véngase más luego a continuar el festejo por otros lares.
Abrazos

Brian Jones dijo...

Querido Prats usted y lo que quede de Morrison serán siempre bienvenidos por acá.

a. prats dijo...

Bien, señores: Brian salió de la pileta y está en el blog, una visita ilustre y sin rencores.
Agradezco las palabras de la Cosa Nostra tamarisca. Y avisen en qué bar seguirá el festejo.

Sonia dijo...

Excusas, Prats, excusas. Quizá teme que ese rotisero le quite protagonismo.
No sucederá, puede usted venir tranquilo y lo haremos sentir un rey.

h tamarisco dijo...

Lo esperamos, Prats, y hay una tal Valeria Undo que anda preguntando por usted...

lenguaviperina dijo...

Valeria Undo es muy sexy!

a. prats dijo...

Siempre preguntan por mí: son groupies.