27 mayo 2009

Stress

Anoche cené con amigos porque necesitaba descargarme. Les regalé libros. Anoche profundicé en la vida de un amigo que se radicó unos años en San Pablo: lo mantiene la novia y tiene departamento, auto, una tarjeta de crédito para cargarle nafta al auto, otra tarjeta de crédito para las compras del mes, por las tardes tiene profesora particular de portugués y juega al tenis los sábados; después agarra el auto y se va a la Isla Bela a una aventura en jeep. Anoche, cuando nos despedíamos, le dije a mi amigo que me alegraba verlo bien, me alegraba que se le hubieran cumplido los sueños. Y por los proyectos.
Anoche no pude dormir. Todavía no tengo nada.

4 comentarios:

taparoja dijo...

qué bueno juntarse con amigos y regalar libros.!

a. prats dijo...

vio: soy lo mejor que le pasó a mis amigos.

taparoja dijo...

¿qué libros anda regalando?

a. prats dijo...

no, no, no se equivoque: mis amigos o son abogados o son gerentes de empresas al estilo Pepsi'co o de petroleras multinacionales. Imagínese qué les puede interesar.