28 mayo 2009

Reserva

Lo primero que dijo mi hermano cuando se enteró en qué zona había reservado un departamento para alquilar fue:
-Ah, pero sos un cheto.
Quizás tenga razón. Nunca dejé de serlo. Quise aparentar un hippiesmo 2.0 pero en realidad soy, como se dice, un nariz parada, me gusta reunirme en la puerta del Starbucks los sábados a la tarde y charlar con las señoras sobre peinados de peluquería, la sonrisa de Francisco de Narvaez y el punto justo para que te salgan los capuccinos frappé. Y después recorrer el chopping a las tres de la tarde, cargado de bolsas, hablando por celular, armando la salida de la noche directo a Belushi.

11 comentarios:

Macana Mayor dijo...

Vas a tener que comprarte pantalones en Tascani... Bienvenido al Club de los Chetos

a. prats dijo...

Jamás: mis pantalones serán Levi's o no serán

Anónimo dijo...

Eso es más bien grasa que cheto. Lo digo con todo respeto, Prats.

a. prats dijo...

¿Levi's o Tascani?

Anónimo dijo...

Pasearse por la ciudad lleno de bolsas del choping es grasa, para mí.

mercedes dijo...

a dónde se va a mudar?

mire que los chetos no nos caben ni un poquito

a. prats dijo...

las chicas autobombo nunca me dieron cabida, mercedes.

mercedes dijo...

el problema, Prats, es que usted quiere fans, y nosotras... también.

a. prats dijo...

Yo soy fan confeso de autobombo.

nicoleta dijo...

Autobombo le ha dado un lugar estelar en los recomendados y ahora va a revelar algo a su favor: sabemos que la otra opción era Belgrano y usted la rechazó para estar más cerca del pueblo.

a. prats dijo...

Tiene razón, Nicoleta, la mía fue una decisión populista en plena campaña: quiero que me voten como el más copado de los bloggers argentinos. Por cierto, no pido demasiado.