26 enero 2008

crónica del fan (continuación)

La silla en el balcón, la música al tope. No hay demasiado viento no hace frío y el calor no mortifica. La temperatura ideal para tirarse entre Yuya Mao, el libro entre las manos, la certeza de una buena tarde.
El espejo
Vigilante nocturno. Ruidos. Viento. Tormenta. Cree que son fantasmas y la narración se acerca al cine oriental. Una imagen, un sobresalto. Es el espejo, es su imagen pero extraña. Es el sonido de los vidrios al caer.
El folclore de nuestra generación: prehistoria del estadio avanzado del capitalismo
Dos chicos, novios, que son almas gemelas, que se adoran durante los años del colegio. Pero no cogen. Él quiere pero ella no. Ella le dice que podrán hacer el amor una vez que se separen, una vez que ella se haya casado con otra persona y lo llame a él una noche, cualquier noche, para que al fin puedan hacerlo. Notable.

2 comentarios:

V dijo...

Notable tu blog y como escribis.
No se si alguna vez te lo dije en algun comentario, si no esta es la primera.
Saludos,
V

a. prats dijo...

Gracias, V!
Saludos

esto pasó