07 marzo 2007

Quién pudiera ser Marilyn Monroe

(Septiembre, 2006)
Si se lo propusiera podría ser una chica Almodóvar. Obvio. Tiene el charme de una estrella de cine y la espalda de un barrabrava. Ella, a pesar del pelo castaño, adoraría que se la pudiera comparar con esa mujer, pero no es posible: no se parece en nada a Marilyn Monroe aunque a mitad de la noche cante un "Happy birthday, Mr. President", susurrado al micrófono con esa voz de locutor (egresado del ISER) desgarrada por cigarrillos negros. Ella (o él, eso no importa) es Naty Menstrual y ésta, un sábado a la medianoche en el bar La Cubana, es la presentación en vivo de sus poesías travestidas. Son textos de mugre, de amor a la vida y de horror, de insultos a la madre pero a la vez de agradecimiento "por hacerme puto", dirá Naty, como la llaman todos los que golpean la cortina de chapa de este ¿bar? ¿reducto clandestino? en una oscura cuadra de Humberto Primo, a metros de la autopista. ¿Dónde queda La Cubana? Ninguna inscripción, ningún cartel en su fachada lo indica. Sólo algunos saben y sólo algunos llegan, de a poco, hombres que rozan los 50, borrachos, con bigotes de actores porno de los 70 y también chicos modernos y chicas aún más modernas, y más chicos y chicas que quisieran serlo. No somos más de veinte los que estamos sentados en sillas plegables, rodeados de ambientación kitsch (teléfono recubierto de un símil leopardo y fotos de Marilyn Monroe por todas partes, junto a flores de papel y preservativos) y atendidos, desde luego, por una cubana menuda de labios carnosos, vestido a lunares blancos y dolor de cabeza. "Pasen chicos, pasen, que hay un perchero para dejar el pantalón", bromeará Naty. Y antes de irse a cambiar comentará que le gustaría recitar poesía acompañada por un bandoneón porque su sonido es como un lamento "y así son mis textos". Entonces llega el músico (el dandy Alvy Singer) y, tras la tela que separa el salón de la cocina, aparece Naty, que cambió su saco oscuro y su pollera corta por un largo vestido de fiesta. Ella sube al rectángulo de madera que tiene como escenario y, en medio de las melodías de la guitarra de Alvy, se despacha: "Morir linda/ morir joven/ morir tersa/ antes que el deterioro de la vejez/ se derrumbe en mi piel/ pulverice los huesos/ debilite mis vértebras/ morir salvada del alzheimer/ del reuma/ del pami/ de la soledad/ del desamor".

11 comentarios:

Julia dijo...

Puro sexo.
Prats, esa canción también la entonó con voz de ISER? Porque yo me la imaginé todo lo contrario.
Y se me acaba de ocurrir: una de estas noches podría citar a todas sus groupies en La Cubana, no?

a. prats dijo...

No, en La Cubana, no.

Luciernagaa dijo...

Oldgirl y Lu (por separado): representantes oficiales de la selección.
Ya me imagino la situation, un próximo post y algunas fotos (si bien no llevo cámara).
Qué flash. Veremos.

Luciernagaa dijo...

Donde queda La cubana?

a. prats dijo...

Podríamos juntarnos en un lugar con un poco más de onda.

Julia dijo...

Yo tiré La Cubana porque me pareció divertido lo que pasó con Marilyn y eso... Que sea bizarro no me molesta. Bueno, me avisan.

Oh dijo...

Chicos: si es esta semana Lu y yo no podremos porque estaremos en... el festival de mar del plata, jaaaaaaaaaaaa!
(Escúchenlo por radio).

Saludos para todos los que me desconocen! La gran Oh Dae.

a. prats dijo...

Entonces me juntaré solo con Julia, y después ustedes se suman. Quizás hacemos la reunión en casa.

Julia dijo...

Ayyy, gracias Prats!!! Qué exclusividad!!! Sólo para mí! Bueno, al menos al principio...

Julia dijo...

Ah, mándeme su dirección y si quiere que lleve algo. ¿A las chicas nos toca la comida?

susyshock dijo...

Hola
soy Susy aca van mis poesias
besito
Susy