06 septiembre 2010

Bio

Me piden una bio para una revista que está por salir. Digo que nací en Barracas y vivo a tres o cuatro cuadras del cementerio de la Chacarita. Que trabajé en una parrilla (y no es verdad porque no trabajo sino que vivo en un altillo arriba de la parrilla y los chorizos) y en una librería de viejo (y no es verdad porque no sólo es una librería sino un lugar lleno de polvo donde se venden libros viejos y se alquilan películas en vhs) y también que vendí dólares en una cueva de Florida (y eso es verdad porque ahí pude juntar plata para picarme en cierta esquina de la que no me acuerdo) y en eso pienso: que paso música sensible para chicas con onda en un bar del microcentro y, como se preguntaba ayer Alejandro Rubio en un koan poético, ¿cómo puede picarse un drogadicto manco? No sé. No soy manco: sólo me faltan dedos en una mano.

2 comentarios:

Paula dijo...

Ja!

Belén dijo...

Cuántos dedos?