19 febrero 2008

Bolsas

En mi último día de vacaciones no puedo olvidarme de llevar la ropa al lavadero. La ropa blanca en una bolsa y la de color en otra. El problema es que no tengo bolsas. Tengo algunas de supermercado pero las uso para tirar la basura. Así que revuelvo mi casa y pienso en ir a la lavandería a pedirles un par de bolsas para poder llevarles mi ropa sucia, para que ellas (las chicas de la lavandería) tengan trabajo, que no será mucho porque a veces, cuando me quedo sin ropa limpia, bajo a la calle, camino hasta Santa Fe y me compro lo imprescindible. Pero todo viene a que no tengo bolsas y debajo del sillón encuentro dos: una bolsa de Dickens y otra de Guadalquivir. No sé qué van a pensar las chicas de la lavandería. Quizás no me digan nada.

19 comentarios:

Vir dijo...

También puede llevar la ropa en un bolso, Prats. Y, por Dios, compre bolsas de residuos. No hay nada más deprimente que un tacho de basura con esas bolsitas de supermercado, más chiquitas que el recipiente y por las que se cuela toda la porquería que va a parar al fondo del tacho...
En fin, hombres.

a. prats dijo...

Hoy fui al supermercado con la intención de comprar de esas bolsas de residuos y no encontré. Tampoco tu ve la paciencia de buscar en cada góndola ni de preguntar a cualquier empleado del Disco. Además hice cuentas: no es que ahorrando en las bolsas de residuos vaya a comprarme el departamento pero hago una diferencia que me permite vivir como vivo.

Lupe dijo...

¿Y cómo vive?

Macacha dijo...

Este muchacho me da penita. ¿Qué tal si hacemos una colecta para comprarle bolsas?

V dijo...

pensarán "pero que tío más culto"...y se imaginarán tu casa llena de libros.
A mi al contrario, me sobran bolsas, son de esas que guarda todo lo inutil que se te pueda ocurrir.

a. prats dijo...

Lupe: De vez en cuando me doy algunos gustos.
Macacha: agradeceré las bolsas, en serio.
v: es posible que piensen eso o que digan: ¿y este pibe no tiene bolsas de residuos? Es otra posibilidad.
Yo también suelo guardar cosas que no me sirven demasiado. De chico coleccionaba encendedores que ya no servían. Pero no coleccionaba Zippo, sino los de plástico. Una desgracia que mi padre compraba por dos pesos en el kiosco. Y con el tiempo ni siquiera me dieron ganas de empezar a fumar.

V dijo...

yo cuando llevo por ejemplo zapatos al zapatero o el acolchado a la tintoreria tambien llevo bolsas lindas (de esas que guardo), las de Coto las uso para la basura.
Tampoco compro de residuos. Me parecen innecesarias.
Ultimo dia de vacaciones? el mio fue el domingo...ayer y hoy un bajon.
Que tal el tuyo?

Guadalqui Vir dijo...

Bon vivant y bolsa del disco en el tacho de basura no combina. Y comprate unos pantalones como la gente, ya que estás. Los rotosos pasaron de moda en 1984. Te lo juro.

a. prats dijo...

V: mi último día estuvo muy bien, llevando a un amigo al recital de Divididos y después a comer a El Desnivel.
Guadalquivir: Oiga, justamente que no combine mi espíritu dandy con la bolsas en el tacho de basura (ni con el tacho de basura mismo) aporta al mito. Además, en la imperfección está el encanto. Con el tema de los pantalones rotos es otro tema: yo no sigo la moda, no me interesa algo que hay que cambiar todos los años. Los pantalones rotos me gustan. Son lindos, frescos y molestan a la gente. ¿Qué más puedo pedir?

comando guadalqui Vir al ataque dijo...

La moda le interesa, prats. Escucha discos que están de moda, lee libros que están de moda y usa esos pantalones rotos porque cree que son lindos y le quedan cancheros. Yo le hago un favor y lo asesoro gratis. No le digo que cambie el look, sólo tire a la basura (con bolsa de residuo en el tacho) esos jeans hechos girones. Y además, mire, Walter Benjamin decía que la moda era un salto de tigre al futuro. O algo por el estilo.

a. prats dijo...

es que me quedan cancheros. sin duda.

Madre de Agustín Prats y Flía dijo...

Por la presente notificación queremos transmitir la total adhesión a las medidas intimidatorias puestas en práctica por el comando Guadalqui vir y manifestamos nuestro apoyo ante la iniciativa de deshacerse de la ropa rota y las remeras con estampa usadas de modo impropio, es decir, al revés, por parte del sujeto en cuestión, nuestro hijo.

a. prats dijo...

mi madre no sabe encender la computadora, mi hermana creo que no conoce mi blog y mi hermano cree que los blogs son una pérdida de tiempo. Así que creo que esta notificación es una mentira. Además a mi familia les encanta mi look. Suelene decir: Qué onda que le pone el nene.

Anónimo dijo...

No creo haber leído mejor descripción que esta: "La moda le interesa, prats. Escucha discos que están de moda, lee libros que están de moda y usa esos pantalones rotos porque cree que son lindos y le quedan cancheros". Lo mejor del blog.

comando guadalqui vir dijo...

Gracias, Anóniymus. Pero debemos aclarar que prats nos cae bien, lo consideramos una persona honesta, atenta y amable. Siempre escuchamos sus "prats escucha" que resultan muy educativos. Se trata de erradicar los jeans rotos, nada más.

V dijo...

hoy Konex, no?

Anónimo dijo...

¿y las "t-shirts" dadas vuelta no?

comando guadalqui vir dijo...

Oh, si. Sin dudas. Las t-shirts dadas vuelta también. Un ascot.

a. prats dijo...

A ver: mis t-shirts son remeras, y si son dada(s), son de vanguardia en plural. La vanguardia socialista, la vanguardia del pueblo, la verdadera vanguardia de un artista comprometido que rompe todos los esquemas. Rompan ustedes también sus pantalones, libérense del imperialismo Levis, vivan deshilachando la vida en jirones.

esto pasó